¿Tienes alguna pregunta?

Tipos de tipografías y fuentes Serif para tu marca

fuentes serif tipografías con serifa

Cuando se trata de elegir tipografía para una marca, es conveniente analizar las distintas tipologías que existen en el mercado y tener en cuenta las recomendaciones de los diseñadores profesionales.

En este sentido, las fuentes serif son unas de las más tradicionales y a las que más se está recurriendo de un tiempo a esta parte para dotar a las marcas de personalidad. Pero ¿y qué hay de las sans serif?

Si no sabes cuál de estas dos opciones es para ti, a continuación, explicamos qué son, qué sensación transmiten cada una de ellas y cuáles son las mejores fuentes sans serif y serif.

¿Qué son las fuentes Serif o Sans Serif?

Probablemente hayas oído en multitud de ocasiones términos como “fuente sans serif” o “fuentes serif”. Si traducimos ambos términos, vemos que hablamos de fuentes sin serifa y fuentes con serifa.

La serifa no es más que un remate o detalle final que se añade en los bordes de las letras para transmitir formalidad, delicadeza, precisión, clasicismo, refinamiento o precisión.

Por lo tanto, cuando nos referimos a fuentes serif, estamos haciendo alusión a aquellas tipografías que pertenecen a una familia más clásica.

En cambio, si hablamos de una fuente sans serif, se trata de una que no lleva serifa. Son muy utilizadas en el medio digital. Y normalmente transmiten modernidad, actualidad y vanguardia.

El uso de una u otra dependerá de los objetivos y naturaleza de cada marca. Aún así, lo ideal es siempre pedir consejo a un diseñador profesional.

Mejores fuentes Sans Serif

Una vez aclarada la diferencia entre fuentes serif y fuentes sans serif, veamos algunos ejemplos de cada una de ellas. Empezaremos por las fuentes sans serif. Es decir, aquellas que no llevan serifa y que transmiten mayor sensación de modernidad.

1) Roboto. Es una de las fuentes más modernas, claras y legibles de las que existen actualmente. Por eso no es de extrañar que la veamos en multitud de webs, entre otras aplicaciones. Se suele recomendar cuando la lectura se hará desde pantallas pequeñas. Además, aporta facilidades a personas con deficiencias en la visión.

2) Montserrat. Este tipo de fuente sans serif es muy frecuente en piezas gráficas, webs y flyers comerciales. Es altamente legible y cuenta con un toque tech que muchas startups, apps y herramientas tecnológicas han sabido aprovechar. No se suele emplear en logos de empresas.

3) Open Sans. De nuevo, es preciso destacar la legibilidad de esta tipografía, especialmente en pantallas pequeñas. En 2018 era la segunda tipografía más descargada de Google Font.

4) Poppins. Es una fuente geométrica que muchas marcas eligen para sus titulares. A su vez, podemos decir que tiene aspecto minimalista e incluso que guarda un encanto especial que la hace ser una de las más utilizadas actualmente.

5) Lato. Por último, en lo que respecta a las mejores fuentes sans serif, podemos citar a Lato. Tiene un aspecto parecido al de Roboto, aunque es más redonda, elegante y sencilla.

Cabe destacar que todas las fuentes citadas en esta y en la siguiente sección son gratuitas y se pueden descargar desde Google Fonts.

Tipografías con Serif más populares

Del otro lado, encontramos las fuentes serif. O lo que es lo mismo, las fuentes que transmiten más seriedad o formalidad. Aunque tradicionalmente se asocian al periodismo clásico, también se están utilizando ampliamente en el medio digital. Aquí tienes algunas de las más populares:

6) Times New Roman. Recibe este nombre por su uso en el diario “The Times”. Es una de las fuentes que aportan más formalidad a los textos escritos. Goza de alta legibilidad en papel, aunque en pantalla disminuye.

7) Arvo. Esta fuente con serifa es monolineal y presenta algo de contraste. Se suele emplear en serigrafía y algún que otro más sistema de impresión. Aún así, en algunos textos digitales funciona bien.

8) Martel. Es una tipografía fina y elegante. Se caracteriza por el espacio entre letras que presenta. Se puede encontrar en siete pesos diferentes. Es una versión algo más moderna de la Times New Roman.

9) Spectral. Destaca por ser la primera tipografía responsive de Google. Es una fuente paramétrica que, independientemente del tipo de pantalla, se puede leer sin dificultad. Se usa tanto en titulares como en el cuerpo del texto.

10) Unna. Sólo está disponible en dos pesos: regular y bold. Es algo más formal que la anterior y menos legible. Aún así, puede ser una buena alternativa para tus documentos corporativos.

En definitiva, ya sea que se trate de tipografías con serif o sin serif, la elección va a determinar la imagen de marca de una empresa. Es una decisión que debe tomarse con detenimiento y siempre de la mano de profesionales.

Si accedes a Google Font, podrás identificar fuente o letra, comparar sus formas, pesos y tamaños. Así como la legibilidad o cualquier otro aspecto que desees contrastar.

Encontrarás ejemplos de frases escritas con todas, lo cual te ayudará a imaginar cómo quedarán en tu web u otros recursos. Entra y descarga las mejores fuentes sans serif o serif para tu negocio.

MadridNYC
Síguenos

Podría Interesarte...