¿Tienes alguna pregunta?

¿Cuándo y por qué necesitas rediseñar tu página web?

cuando rediseñar página web

Tomar la decisión de rediseñar una página web no debe ser fruto de un arrebato. Dar este paso requiere que haya una necesidad real y una estrategia previa para conseguir un objetivo concreto.

Del mismo modo que en tus campañas de promoción utilizas el email masivo para dar a conocer tus novedades (puedes ayudarte con estas plantillas de email), para conseguir ventas directamente desde tu página web, debes revisar que tu sitio cumple unas normas y se adapta a las tendencias actuales.

En líneas generales, el cometido de un sitio web es conseguir leads y para ello la web debe funcionar correctamente en cualquier dispositivo, los contenidos deben estar actualizados y hay que tener en cuenta otros detalles imprescindibles que veremos en este post.

6 Razones por las que necesitas rediseñar tu web

A veces el reediseño de un sitio web implica mucho tiempo, ya que se necesitará revisar todo el contenido (texto, imágenes, gráficos) que se tiene hasta el momento e incluso a veces crearlo desde cero.

Sin embargo, dar este paso es necesario cuando se dan ciertas señales. A continuación vemos las más importantes:

1) Tu página web no consigue clientes

Un sitio web que no convierta no sirve de nada. Aunque atraigas tráfico, si los visitantes no terminan realizando la acción que deseas, estarás perdiendo dinero.

Por tanto, si la tasa de conversión de tu web es baja (puedes configurarlo en Google Analytics), deberías considerar rediseñar tu sitio.

2) El diseño web es antiguo

Para saber si tu diseño se ha quedado obsoleto, bastará con que eches un vistazo a la competencia. Así descubrirás qué aspectos de diseño necesitas implantar.

El tiempo medio para rediseñar una página web es de 2 años.

Si eres de los que piensa que una web puede durar 5-6 años sin cambios, déjanos decirte que estás equivocado y que tu competencia te comerá.

Por tanto, es probable que necesites realizar algunas modificaciones relacionadas con tu identidad corporativa. Algunas de las acciones que tendrás que ejecutar para dar una imagen más actual son:

  • Nuevo logotipo o readaptación del logo antiguo.
  • Nuevos colores corporativos.
  • Incluye fotos de personas reales (si muestras la tuya, mejor).
  • Más ilustraciones.
  • Cambia los textos, revisa su copy y añade nuevos call to action.
  • Incluye landing pages de servicios o productos.

3) Tu objetivo de marketing ha cambiado

Imagina que empezaste tu proyecto con un blog, donde tenías el objetivo de posicionarte como experto en tu área para ser un referente.

La cosa fue tan bien que decidiste pasar de un blog a una página web donde mostrar tus servicios, portfolio y mostrar los testimonos de tus clientes satisfechos.

Este cambio de blog a web trae consigo nuevos objetivos. Y por eso, es imprescindible un reediseño completo. Lo mismo pasa con aquellos blog que pasan a convertirse en ecommerces.

4) Ahora tu propuesta de valor es otra

Si cuando empezaste tu negocio ofrecías un servicio y ahora ya no lo vendes porque te has especializado más en otra área, debes comunicarlo a tu audiencia.

Aquí es my importante que tu home deje claro cuál es tu mensaje. Es decir, de un simple vistazo, el usuario cuando entre en tu web debe saber quién eres, qué haces y en qué te diferencias del resto, seguido de un call to action a un formulario, por ejemplo.

5) Tus clientes se quejan del funcionamiento web

La usabilidad es otro factor importante a tener en cuenta en tu sitio web. Cuestiones como un menú poco intuitivo, formularios de contacto erróneos, información poco accesible y enlaces o call to actions que no funcionan, son motivos por los que deberías replantearte un nuevo diseño.

Si las visitas que recibes, no tienen una experiencia agradable, es probable que estos se vayan a la competencia a buscar lo que no han encontrado en tu web.

6) Contratas a un diseñador que no ha hecho un buen trabajo

Contratar a un diseñador con poca experiencia en el sector es uno de los errores más habituales que puedes cometer al contratar el desarrollo de un sitio web.

Son muchos clientes los que se sienten frustrados por el resultado desastroso que obtienen. Y han recurrido a MadridNYC para rediseñar toda su web.

El uso de una tipografía incoherente, el uso de imágenes pixeladas, la ausencia de una imagen corporativa, la velocidad de carga lenta o la falta de gusto son algunos de los errores de diseño web que nos hemos encontrado.

Si te identificas con solo una de estas razones, deberías plantearte muy seriamente rediseñar tu página. Y aunque necesites tiempo, dinero y una estrategia definida, ten en cuenta una cosa. Solo evolucionarás con tu negocio si implantas mejoras, lo optimizas y tienes en cuenta las tendencias actuales.

¿Consideras ahora que tu sitio web necesita un rediseño?

MadridNYC
Síguenos

Podría Interesarte...