¿Tienes alguna pregunta?

Cómo digitalizar tu negocio de cara a este 2021

cómo digitalizar negocio

Este año 2020 pasado será difícil de olvidar por muchísimos motivos. Nos hemos visto teniendo que cambiar costumbres, hábitos y actitudes de un día para otro. Hemos aprendido a vivir con la incertidumbre y a aprender a no hacer planes a largo plazo.

Los comercios y empresas son de los que más han sufrido. A menos que seas uno de los propietarios de alguna empresa multimillonaria que ha podido hacer frente (e incluso sacar beneficios) a esta situación, has tenido que adaptarte. Y adaptarse no siempre es posible, ni siempre para mejor.

Es exactamente esta adaptación, la que ha hecho que muchas empresas y negocios viren hacia el mercado digital. Internet es un mercado abierto 24 horas, sin necesidad de estar en la calle y que hoy en día está lleno de facilidades.

Según los últimos datos europeos, España se encuentra por encima de la media en cuanto a digitalización. Los números no son malos en general, pero si vamos al particular, vemos que aún el nivel de conocimiento digital de gran parte de la población es muy bajo.

Por esto, queremos dar una mano a aquellos negocios que aún dudan si pasar al digital o no. Avisamos que no es una tarea fácil ni breve, pero a la larga valdrá la pena.

¿Qué es la digitalización?

También se la llama “transformación digital” y consiste exactamente en eso: en pasar del analógico a lo digital. En una empresa se puede aplicar de distintas maneras, dependiendo del tipo de negocio, mercado, producto, etc.

  • Digitalización de infraestructura: No necesariamente implica comprar maquinaría. Simplemente se trata de automatizar o digitalizar procesos de producción
  • Digitalización de negocio: Este no es aplicable a todos, pero sí a muchos más negocios de los que se cree. Se trata de, por ejemplo, pasar de una tienda física a una online.

¿Por qué es importante digitalizar tu negocio?

No es obligatorio, ni mucho menos, pero sí que es crucial para cualquier negocio actual. Se puede seguir teniendo un negocio tradicional. Y es que si no tenemos presencia en internet o no transformamos al digital nuestra empresa, podemos estar perdiendo tiempo, clientes y, sobre todo, dinero.

Beneficios de digitalizar negocios tradicionales

  • Un alcance inimaginable: Puedes tener mucha fama localmente con tu negocio, pero nada remotamente cercano al alcance de internet. Gente de todo el mundo puede hacerte un pedido y recibirlo en pocos días. Imagina las posibilidades.
  • Amplía tu mercado de nicho: Si tu producto tiene un mercado de nicho, o no es de consumo masivo, digitalizarte puede ser una solución. Hazte conocido en foros especializados, haz presencia certera online, y tu tienda se convertirá en un éxito.
  • Comodidad para el cliente: Imagina que en vez de tener que ir al centro de la ciudad a tu tienda (con todo lo que eso implica), puedes desde la comodidad de tu sofá o tumbado en la playa, hacer un pedido. Y no solo eso, también ver los productos disponibles y preguntar dudas. Todo en menos de 5 minutos. ¿Quién puede decir que no a eso?
  • Muchas herramientas y mucha información: Antes que ti, millones y millones de personas se han pasado al online. Y muchas de ellas han creado o mejorado herramientas que facilitan el problema. Junto con páginas y páginas de tutoriales y manuales, solo debes tener ganas y un poco de tiempo. El resto, se hace solo.

¿Cómo digitalizar tu negocio?

Vale, ya sabes qué es y las posibilidades que tiene. Ya tienes ganas, tiempo y predisposición a salir de la zona de confort. Ahora toca ponerse manos a la obra y empezar a hacerlo. Aquí van una serie de pasos que pueden ayudarte o guiarte a la hora de empezar a digitalizar tu negocio.

Analiza tu negocio

Creemos que lo sabemos todo sobre nuestras empresas, pero siempre hay que darle una vuelta más. En este caso debes enfocar tu visión a si hay procesos que se mejorarían al ser digitales, o si tu negocio tendría futuro online.

No sólo son las ganas, hay que tener en cuenta los números.  Debes analizar cuánto estás dispuesto a invertir en digitalizar y si realmente te es rentable.

Estudia el mercado, de qué manera se comportan y compran tus clientes, que facilidades puedes darles, etc.

Desde el punto de vista de la infraestructura, mira qué herramientas existen que pueden solucionarte problemas y ahorrar costes. No solo en dinero, sino también en tiempo que, a la larga, también es dinero.

Ten en cuenta que van a cambiar los objetivos de tu empresa y la manera que tienes de funcionar. Deberás cambiar tu plan de negocios y quizás también tu estructura para adaptarte a esto. No es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana.

Invierte en  ayuda

Sería genial si pudiésemos hacer esto sin invertir. Pero, como ya sabemos, en negocios si no inviertes, no ganas. Hay varias maneras de invertir para digitalizar tu negocio:

  • Por un lado, puedes contratar especialistas y asesores. Hay gente que se dedica específicamente a ayudar a empresas y negocios a actualizarse. Pueden ayudarte a hacer un análisis de lo que necesitas y cómo puedes conseguirlo. Te pueden asesorar en tus objetivos, decirte si son realistas y en qué plazo podrías conseguirlos. Hay mucha gente reacia a contratar a asesores, se tiene la concepción que solo cobran por hablar y no hacen nada. La clave está en encontrar el adecuado para tu situación.

Investiga, pregunta, lee, tomate tú tiempo. Mejor tardar un poco más en encontrar el candidato perfecto que arrepentirte más tarde.

  • Por otro lado, pero no necesariamente por separado, puedes invertir en softwares y herramientas que te hagan el día a día más llevadero. Decimos que no va por separado, ya que muchas veces son los propios especialistas quienes nos pueden aconsejar qué herramienta se adapta mejor a nuestra situación.

Conoce las herramientas

Lo bueno que la digitalización ya esté instaurada desde hace años, es que existe un sinfín de herramientas que te pueden dar una gran mano.

  • Ventas y contabilidad: Cada día son más y mejor preparados. Puedes evitarte tener un contable o alguien que te lleve las cuentas. Lejos de ser un problema, con pocos conocimientos y un buen software de contabilidad, puedes tener todos los números bajo la manga.  Hay varias webs que te pueden enumerar los mejores programas de contabilidad. Solo tienes que elegir el que mejor se adapte a tu situación.
  • Redes sociales: Son quizás de las cosas más importantes si quieres pasarte al digital. Se trata de una carta de presentación, una manera de fidelizar, de darte a conocer y de publicitarte completamente gratis. Dale la importancia que se merece y verás cómo, en poco tiempo, ves los frutos.
  • CRM: Son de las primeras herramientas digitales que irrumpieron en las empresas, pero aún hay quienes no las conocen. Si están bien utilizados, los CRM pueden ser una gran herramienta. Ayudan a mejorar la atención al cliente, mejorar la imagen de la empresa y a fidelizar a los clientes.
  • Mejoras de los procesos: Dependiendo de tu negocio u empresa, puede haber herramientas específicas para ayudarte a digitalizarte. Hay algunas que quizás no sabías que necesitabas hasta que las conoces. Un programa para convertir audio en texto puede ser una mina de oro. Ayuda a ahorrar tiempo (y, por ende, dinero), a poder concentrarte en otras tareas y facilita el multi-tasking

La clave es el equilibrio

Como ya dijimos, digitalizar tu negocio es un proceso. Tiene sus tiempos y debe hacerse con calma. Pero no quiere decir que debes abandonar del todo el negocio presencial. Al fin y al cabo, es lo que te ha llevado a donde estás.

Debes encontrar un punto de balance entre los dos. No necesariamente debe ser 50-50, puede haber más de uno o del otro, depende lo que te convenga.

Puedes empezar de a poco y, a medida que vayas pudiendo permitirte más ir escalando. O, al contrario, puedes jugártelo todo a una carta. Es arriesgado y quizás no lo más aconsejable, pero tú eres quien tiene que tomar las decisiones en base a tu situación.

Los dos tipos de negocios son compatibles y complementarios. De hecho, si puedes permitirte ambos, hazlo. No te pongas límites. Cuantas más maneras tengan de llegar y consumir tu producto, mejor.

Son muy pocos los motivos reales para no digitalizar tu negocio. Salvo casos muy excepcionales, se trata de una manera de darle más salida y popularidad a tu negocio. De expandir fronteras y aumentar el alcance.

No es una solución mágica, ni un sinónimo de beneficios. Tampoco lo es de ventas. Hay que dedicarle tiempo, esfuerzo y, en mayor o menor medida, dinero. Por eso mismo, es importante invertir correctamente, pensar cada paso que damos. Si lo haces, y lo haces bien, en poco tiempo verás cómo tu inversión se rentabiliza.

MadridNYC
Síguenos

Podría Interesarte...