¿Tienes alguna pregunta?

Qué es Benchmark o Benchmarking y qué ventajas tiene

benchmarking

Para cualquier empresa o negocio el tiempo es uno de los recursos más preciados, pues es limitado y cada minuto que pasa debe ser productivo y orientado a generar resultados.

Es por ello que a la hora de diseñar estrategias, o poner en marcha determinadas actividades, utilizan herramientas que sirvan para ir más rápido, evitar errores y adquirir seguridad. Y, precisamente, una de ellas es el benchmark.

Sobre este tema hablaremos en este post, en el que veremos su traducción más cercana o ‘punto de referencia’, lo cual implica tomar inspiración de otras empresas, marcas y el mercado en general, pero nunca copiar o plagiar. Siendo así, aporta grandes ventajas, si se emplea de forma adecuada.

A continuación, enumeramos algunas de ellas e incluso te daremos varios ejemplos.

Benchmarking: Definición

Antes de ahondar en el tema, veamos una visión práctica sobre lo que es el benchmarking.

En líneas generales, se podría decir que el benchmark o benchmarking es una herramienta basada en aprender de lo que han hecho otras empresas para obtener resultados y aplicarlo en el negocio propio para aportar valor añadido.

No hablamos de copiar paso a paso un producto, una estrategia, un contenido… hablamos de tomar como ejemplo su éxito para construir el nuestro.

Para esto, deberás conocer muy bien tu sector y las empresas que hay en él. Solo así, podrás detectar buenas oportunidades, las prácticas más sobresalientes y comparar para obtener un rendimiento más eficaz en tu negocio.

Esta podría ser la definición de benchmarking más sencilla. Si quieres ir más allá, puedes incluso mirar en otros sectores para detectar iniciativas que estén marchando bien y puedan trasladarse a tu industria como algo innovador.

De esta forma, tu empresa será pionera en poner en marcha determinados procesos, estrategias, productos o servicios. Y eso siempre trae resultados positivos.

Beneficios del Benchmark en tu negocio

El uso de esta herramienta está muy extendido entre las empresas, y su gran éxito se debe a los beneficios que les aporta.

Siempre que se aplique para incluir buenas prácticas o aportar mejoras en la productividad y otras áreas de la compañía, esta verá cómo aumentan sus ingresos, el bienestar de sus trabajadores, la satisfacción de sus clientes…

Aquí tienes algunos beneficios más específicos:

Promover la cultura del cambio

Adaptarse a los cambios del sector, la industria y el mundo en general, es una de las estrategias más seguras para liderar mercados y ser siempre competitivos. Es necesario estar abiertos al cambio y no verlo como algo negativo.

Una empresa que practica el benchmark online u offline, va a detectar rápidamente grandes oportunidades y va a estar en condiciones de saber aprovecharlas de forma ágil sin ponerse resistencias.

Mantener la motivación de los empleados

Si los trabajadores ven que la empresa avanza, siempre aportando mejores prácticas, condiciones más favorables, aporta valor y tiene éxito en cada paso que dan, estarán siempre motivados a permanecer en ella aportando lo mejor que tengan. Porque si la empresa crece, ellos crecen.

En cambio, si perciben un ambiente estancado y sin oportunidades de progresar, será motivo de fuga de grandes talentos.

Ahorro de tiempo y dinero

Por qué invertir recursos en ensayos de prueba y error cuando podemos apoyarnos en puntos de referencia externos para acortar los tiempos para llegar a un objetivo.

Cuando aplicamos algo que sabemos de antemano que está funcionando en otras empresas, nos ahorramos mucho tiempo y dinero. Nuestros esfuerzos irán dirigidos a optimizar y plantear mejoras.

Tener una empresa más eficiente

El estar en constante búsqueda de la mejora a través del benchmark, hace que los procesos, estrategias y herramientas que usemos sean cada vez más eficientes. Lo cual nos lleva al punto anterior.

Otra consecuencia es que vamos a tener mejores productos y servicios. Y por tanto clientes más satisfechos.

Conseguir ser referencia en el mercado

En definitiva, la búsqueda de la mejora continua te va a llevar a liderar el mercado. Serás el punto de referencia de otros y tu empresa destacará por estar siempre a la última en lo que a efectividad e innovación se refiere y por mejorar la calidad en una organización.

Benchmarking: Ejemplos

Para entender mejor cómo funcionan este tipo de prácticas, aquí vas a encontrar algunos ejemplos de benchmarking que han supuesto auténticos casos de éxito para muchas empresas.

  • Starbucks. Es el ejemplo de benchmarking más claro que existe. Su punto de referencia fue Toyota, una empresa que no pertenece a su sector. Y sin embargo fue realmente reveladora para diseñar un espacio de trabajo más funcional.
  • Mayo Clinic. Este hospital se inspiró de sus propios proveedores. Mientras buscaba aquellos que tuvieran las mejores prácticas, detectó posibles mejoras a aplicar en sus procesos internos. El más notable fue la optimización de los procesos de pago.
  • Hello Fresh. Se trata de una empresa que vende ingredientes de cocina frescos. Tomó como punto de referencia a Tableau, una empresa de software de la que analizó sus procesos de marketing más exitosos para incorporarlos en su sector.

Como ves con estos ejemplos, el benchmark, usado correctamente, es una herramienta que ofrece resultados reales. Solo hay que analizar e investigar para encontrar el punto de referencia perfecto.

MadridNYC
Síguenos

Podría Interesarte...